martes, 11 de septiembre de 2007

Viento

Muchas veces me cuesta conectarme con el tema o con las ideas. Por lo general trato de empezar con partes de películas, fotos o cuadros.

En este caso, el viento. Uno de los lugares donde me tengo que enchufar. Hice un pequeño rastrillaje y lo puse en el resumen que a continuación presento. Originariamente era para ver con mis compañeras de grupo, pero luego llegó a la clase y algunas observaciones de Eugenia sirvieron para profundizar en el tema. A continuación, desde mi memoria.



El primero es de Kurosawa, de la película Yume (Los sueños). Les debo el sonido. En este primer caso está interesante como vuela el espectro, al final de la escena. Una imagen, es algo.

El segundo corresponde a Cuadecuc, vampir, de Portabella. Si bien no hay viento, acá la cosa es ver algo desde la velocidad. Como una subjetiva, pero mirando al costado. Es raro, porque es más fácil pensar un travelling desde el viento siguiendo algo, o el viento recorriendo algo, que el viento pasando cosas (algo así como una subjetiva del viento, si se permite).

El siguiente fragmento también es de Portabella y es de la película Pont de Varsovia. Pido disculpas por la pésima calidad de la imagen (que acá es la peor de todos los fragmentos). Acá el viento, la arena, el mar picado, etc. cobran un significado mayor (o sirven para significar de una manera distinta). Son amigos que discuten sobre arte y política. El resto de la argumentación (incluyendo el final) está en otras escenas (igual este pedacito está muy interesante). Para el caso, dudo que esta charla hubiera sido lo mismo tomando un café todos cómodos en un bar de Palermo.

Volvemos a Japón. Onibaba, de Kaneto Shindô. Viento, paisaje agreste. Un campo de cortaderas, juncos o alguna otra cosa que crece alto. En la primera parte el movimiento es lento, pesado. Hace calor, humedad. La chica joven se levanta, va a ver a su amante. La más vieja, su suegra (o ex suegra porque su hijo falleció en la guerra) algo sospecha y la va a seguir ¿Pero lo hace por la esperanza de que su hijo en realidad no haya muerto o ella también está caliente con aquel hombre? Este fragmento tiene algo más que es muy interesante, que es el sonido. El movimiento y el sonido de algo como cañas que se quiebran o se ponen tirantes, junto con una nota baja y un par medias generan el ritmo de la escena; más tarde la respiración de las muchachas… Luego puse una segunda parte, ya más cerca del final. Hay tormenta. Está claro que los ánimos están cambiados. La vieja va a hacer todo lo posible para que la chica no vea más a su hombre…

Y la tormenta sobre la vegetación me recuerda a un filme que ya cité antes (y que todos vemos en LAC). Apuntes para una orestía africana. Onibaba comienza con una música de tambores muy étnica y luego entra un saxo, convirtiendo lo étnico en jazz. Apuntes… también tiene vegetación y jazz. Y viento. Un viento y vegetación que tienen nombre: Erinias. En este fragmento el viento ya no es ni el clima propio de un lugar ni una metáfora del particular momento que viven los personajes, sino que es un personaje más.

Esta es una mirada rápida sobre algo de viento en varias películas. Lo más importante es que ayuden a crear algo, la situación y la cosa. Robando y adaptando. En nuestro trabajo el viento no va a ser el clima propio de un lugar, aunque esperemos que sirva para generar alguna imagen. Sí deseamos (estoy seguro que todos en el grupo lo deseamos) que sea el otro protagonista de la situación (si no nuestro trabajo va a estar mal) y además me pregunto si debería funcionar como metáfora o indicio de algo que no se ve, de algo más, de una cosa, una cosa que…

No hay comentarios: