jueves, 22 de noviembre de 2007

Entrega transposición: la peor del año

El video puede ser visto en el blog de Julieta.

AGREGADO 25/12/2007: ¡Y también acá!


Antes que todo se agradece a todas las personas que colaboraron muchísimo en este tp. Fuimos nosotros quienes no lo supimos aprovechar.

Creo que lo que más nos jode de esta entrega es que sea la última y la peor, pero suponer que uno tendría que hacer los tps cada vez mejor sería un error, porque no son todos iguales. Pero eso no nos justifica de pifiar tan fiero en el último tp.

Creo que la autocrítica vendría por acá:

1. Yo estuve bastante ausente en la etapa de decidir qué hacer, con lo cual comenzamos a trabajar la idea muy sobre la hora.
2. Además de mis ausencias, no hubo buena comunicación dentro del grupo. En la etapa de la post-producción no hubo buena coordinación a la hora de resolver los problemas bien vistos en la pre-entrega: de las dos formas que pensamos para mejorar el tp no aprovechamos ninguna.
3. Si bien la idea era buena y el guión era adecuado, su realización nos excedió en muchos sentidos.

Pero no todo son cosas malas. Creo que lo bueno está en que más o menos captamos de qué se trata Buñuel.

¿Y qué hubiera propuesto al grupo desde lo que tenemos? Concretamente no lo sé, pero imagino que tal vez se pueda volver a contar lo mismo pero desde una perspectiva más "perro andaluz" y menos "Belle de Jour", recurriendo a nuevas imágenes (y el otro día hablando con Julieta caímos en la cuenta de que la cosa televisiva es más Buñuel en México, que nos recuerda mucho a las telenovelas).

Resumiendo, según creo yo y desde la perspectiva de un primer año: con Buñuel, bien. Con el transponer, digamos que bien. Con el trabajo grupal, regularcito. Con la realización, bastante mal.

No nos faltó tiempo. Lo que nos faltó fue ritmo, bailamos muy mal.

martes, 20 de noviembre de 2007

Revisando a Dalí

Está bueno ponerle rostro a la transposición: Luis Buñuel por Salvador Dalí.



Trabajaron juntos en Un perro andaluz y La Edad de Oro. Esto de nombar a Dalí me deja más en claro que el surrealismo en pintura no es igual al surrealismo en cine. Y tampoco lo es en Buñuel en 1929 o en 1977. Y también cambia mucho de 90 minutos a 3.

lunes, 5 de noviembre de 2007

Esquicio sueños

Esquicio sueños, parte 1.
2 sueños,
1. Hace muchos años ya...
Es de noche pero hay buena luz de faroles. Estoy en un jardín que en parte es la casa de la abuela de Eugenia (una amiga) y en parte el de la casa de mi abuela.
Voy corriendo por el jardín pisando en las baldosas. Acá siento que es la casa de la abuela de Eugenia.
Finalmente llego a la puerta. Un auto negro antiguo, estilo un Ford de los '50 arranca y se va. Habían secuestrado a un primo mío (no sé cuál).

2. Hace unos meses...
Es de día, la esquina de mi ex-colegio (casi tal cual). Adoquines, baldosas de esas que cuando los chicos llevan la mochila con rueditas dan ganas de matarlos. En los cables de la luz, en un árbol y en el edificio había muchos gatos, como palomas. Cruzo la calle y veo uno que tiene todo el pecho despellejado, en carne viva. Siento que se va a morir y que sufre mucho, así que me apuro porque sé que si me quedo lo voy a querer curar, llevar al veterinario, etc.... pero sigo caminando, más rápido.

Esquicio sueños, parte 2.
1.
Es de noche pero un farol ilumina bien el lugar. Estoy en el jardín de la casa quinta de la abuela de Eugenia. Eugenia es una compañera mía del colegio y también mi hermanastra. Voy corriendo en una dirección.
Corriendo, pisando sobre unas baldosas, llego a otra parte del parque. Esta parte ya no es el jardín de la abuela de Eugenia, sino el de la casa de mi abuela. Estoy en la parte delantera de la casa y puedo ver la calle. Allí un Ford negro de los años 50’ arranca y se va, llevándose a un primo mío, pero no logro distinguir a cuál.

2.
Es de día en la esquina de mi ex colegio, me falta cruzar la calle para llegar.
La calle es de adoquines y la vereda de baldosas cuadradas color beige. En la esquina hay un árbol que supera en altura a los cables de luz. Y en el árbol, en los cables y en las ventanas y techo del edificio del colegio veo que está lleno de gatos, como si fueran palomas.
Cruzo la calle y veo, en una rama del árbol, un gato negro que tiene todo el pecho despellejado, con el cuero colgando, y en carne viva. Si bien se mueve y se limpia, la herida es muy grande. Imagino que algunas moscas ponen huevos, y las larvas le comen la carne. Imagino que camina y pierde el equilibrio. Lo miro y me esfuerzo para no llorar. También imagino que espero a que baje, lo agarro y lo llevo a un veterinario, que le cose el cuero que le cuelga y le ponemos una pomada. Sigo caminando, más rápido y sin mirar.

Esquicio sueños, parte 3.
Eran lajas, no baldosas. Son fotos de la casa de mi abuela, uno de los espacios del primer sueño.



Bonus track
Van de bonus algunas cositas. Por un lado, algunos sueños (o tal vez no) de películas de Buñuel. Creo que debo los subtítulos de alguna. Más abajo otra cosa tal vez sueño de la película Mi vecino Totoro, y algo similar de Tumba de luciérnagas (esta última de Isao Takahata, socio de Miyazaki en Studio Ghibli).

(Para esclarecer la situación: Sobre Mi vecino Totoro, en una escena que colgué hace un tiempito, Totoro da a las chicas un paquetito. ¡En el paquetito había semillas! Y las chicas las plantaron con mucho entusiasmo y expectativas. Y sobre Tumba de luciérnagas debo decir que es la película más triste que vi en mi vida... lo que dejo es sólo el principio del filme.)


Hasta la mesa de Buñuel (incluida)

La mesa sobre Luis Buñuel.

Están sentados, de izquierda a derecha: Viridiana, Ese oscuro objeto del deseo, Belle de Jour, Ensayo de un crimen y Los olvidados.


Entre el día de la mesa y desde el post anterior decidimos que nuestro artista va a ser Luis Buñuel (sí, así de redundante soy). Quedaron afuera muchísimos, entre ellos Hayao Miyazaki.

Y de Miyazaki me acordé mientras leía el 1er manifiesto surrealista: "la trama de adorables inverosimilitudes exige una mayor finura espiritual que la propia de muchos adultos".

Sobre la mesa, digo lo que se dijo en clase: que intentamos rescatar algunos elementos de la poética de Buñuel. Por un lado, aquellos referidos a temáticas recurrentes: almuerzos y cenas, burguesía, iglesia católica, etc. Por otro, objetos o situaciones que Buñuel hace que signifiquen de una manera particular: cargar un saco, atrapar un ratón o una mosca en la bebida en Ese oscuro objeto del deseo, los planos de las piernas en Viridiana, una paloma en Los olvidados (pero también en Viridiana, en la Edad de Oro y en otras películas más), etc.